martes, 25 de febrero de 2014

La nueva dimensión de la promoción turística



La promoción turística cada vez depende menos de los profesionales y más del usuario. Más que nada porque no queremos que nos vendan motos y queremos conocer la información de experiencias de personas como nosotros, no de agencias de publicidad o institutos de promoción. Además que para ello no hace falta las grandes cifras que se pagaban por asistir a ferias, viajes, anuncios, folletos, videos, políticos….

Un claro ejemplo de cómo algo sencillo y divertido puede atraer la atención de miles de personas en Internet (el gran escenario imprescindible de nuestros días), lo tenemos en youtube (escaparate mundial por antonomasia).  A ritmo de una canción positiva y animada (“Happy “ de Pharrell Williams), varias personas de diferentes lugares del mundo como Valencia, Barcelona, Londres, Hong Kong o Dubai, entre otras, aparecen en el video mostrando diferentes aspectos  de su ciudad bajo el epígrafe “happy from…”



Una manera divertida, lúdica y amena de escuchar buena música y al tiempo conocer diferentes lugares de todo el mundo desde otro prisma, que tiene continuación y extensión con las redes sociales. Uniendo ritmo e imágenes, la capacidad sensorial del internauta unifica ambos elementos para conformar una imagen positiva y alegre del destino.  Sin duda, con ideas originales e innovadoras (que no equivalen a grandes inversiones económicas), puede promocionar un destino si los responsables del mismo tienen claro lo que la sociedad actual reclama.